Tras mucho batallar con mi sombra y mis recuerdos, he llegado a una terrible conclusion de la llamada subcultura. Lejos de lo que se tenga como definición subversiva, esta palabrita  define a la perfeccion a aquellas personas que prefieren vernos como marginales, mugrosos y malvivientes. Es una pena que estas personas tengan tales percepciones de noostros, sólo porque vestimos diferente. Claro, jamás se dignan a preguntarnos y si lo hacen, siempre comienzan con el mismo estribillo Ustedes los darketos… no se tú, pero ese adjetivo ya me tiene hasta la madre. Todo un arte hecho vida reducuido a una mugrienta y peyorativa expresion, pero en fin, así es la gente de maleducada.

He ahí la razón de salirme del movimiento y convertirme en un ente “normal”, para no seguir atestiguando y experimentando esas miradas críticas y esos comentarios estúpidos, pude bien haberme acostumbrado, pero cuando todas estas apreciaciones vienen de otros seres “extraños” resulta ser mediocre.