Muñecas mazahuas en versión fashion

La moda y las artes populares se unen. “El mundo tendrá su Barbie, pero nosotros tenemos nuestra María Mazahua”, destacó Eva Hughes, directora de la revista Vogue, durante una inauguración de la exposición Un tributo para México que se presentó en el Museo de Arte Popular del Distrito Federal.

El glamour y las modelos dejaron la pasarela y la vida fashion para que por unos días 13 muñecas mazahuas de 20 centímetros se convirtieran en el centro de atención de los fotógrafos y visitantes del museo.

Las muñecas fueron subastadas en la noche en un acto privado. Aunque durante la inauguración de Un tributo para México no se dio a conocer el monto total que se recaudó, si se dijo que su precio de salida fue de ocho mil pesos.

Las artesanías fueron vestidas por 13 casas diseñadoras con el propósito de celebrar el primer Fashion´s Nigth Out México, uno de los eventos internacionales de moda más reconocido del mundo, realizado con el propósito de valorar la riqueza artesanal del país.

Las casas diseñadoras fueron: Rag Bone, Tommy Hilfiger, Christian Cota, Maxmara, Veronica Etro, Nicole Miller, Vince Camuto, Tory Burch, Mlumarine, Swarovsky, BCBG Maxazria, Lacoste y Kenzo.

Se escogieron este tipo de artesanías, compradas en la calle, porque según la directora de la famosa revista de moda son un símbolo femenino que representa el trabajo de las mujeres. “También porque la moda no es solo una cuestión de saberse vestir, debe generar consumo, empleos y muchas otras cosas importantes en una sociedad”, aseguro.

Para Eva Hughes, lo más relevante de esta propuesta es que las casas diseñadoras se hayan tomado el tiempo de vestir muñecas. “Esto demuestra el gran momento que vive la moda mexicana”. Las muñecas no fueron ataviadas con la ropa típica mazahua. Los diseñadores tuvieron libertad de vestirlas como quisieron. Usando desde cuero, seda, gasa, lana y otras telas.

Elena Cepeda, secretaria de Cultura del Distrito Federal, explicó que la exposición no solo tenía como objetivo poner de moda a México, sino a los artesanos y alfareros
que representan las tradiciones nacionales. Justo en un momento en que este país hay un gran conflicto social es necesario rescatar la cultura popular mexicana y que mejor que uniéndola a una actividad tan promocionada como la moda, menciono la funcionaria.