HAY ETAPAS EN LA VIDA QUE NOS INDICAN A CREER QUE TENEMOS MUCHO QUE LAMENTAR Y RESENTIR. ES POSIBLE QUE DEBAMOS EXAMINAR A NUESTROS CONCEPTOS Y VER QUE SOLAMENTE PODEMOS APRECIAR, LO QUE OBTENEMOS CON EL ESFUERZO ARDUO Y CONTINUO. NO SE VALORA EL HONOR, LA GLORIA Y LAS COSAS SI SE OBTIENEN FACILMENTE. EN DEMASIADAS OPORTUNIDADES, LA LIBERTAD HEREDADA SE USA CON DESCUIDO. PARA APRECIAR O ESTIMULAR LOS RESULTADOS EN NOSOTROS, EL PRIMER PASO ES ESTAR AGRADECIDOS POR LO QUE TENEMOS. VEALO BIEN. TODO LO QUE LE HA LLEGADO EN EXCESO, SIN QUE HAYA HECHO NADA O MUY POCO PARA MERECERLO, NO ES APRECIADO. AUNQUE SEA VALIOSO. PERO ESTA CONCIENCIA SOLO SURGE DE UNA EDUCACION CONSTANTE.