¿Has visto a algún animal salvaje con problemas de obesidad? Es curioso que la mayoría de los animales domésticos tengan que seguir una dieta para no engordar. Los seres humanos y los animales domésticos que nos rodean, somos los únicos seres vivos con problemas de obesidad. En la naturaleza, el control de peso es algo natural y muy simple, se come cuando se puede y se tiene hambre. Hasta que no aparecieron las grandes civilizaciones de seres “inteligentes” no había comida rápida, ni tentaciones en forma de helado. Comer era una necesidad y para conseguir comida había que moverse, el que se quedaba descansando, o era el chamán de la tribu y sobrevivia con agua, hierbas y aire, o se mantenía con la caridad ajena. El ejercicio era algo natural y el sobrepeso era considerado un privilegio reservado a las clases nobles que tenían esclavos que los alimentaban. Ahora las cosas han cambiado, mientras más ganas, mejor es el gimnasio, o puedes permitirte el lujo de tener gimnasio en tu propia casa. Pero no necesitas dinero para adelgazar, simplemente vuelve a la vida natural; ejercicio y alimentos sanos y poco procesados. Cuanto menos compliques una comida, más baja en calorías resulta.