Corredor Keniano que a sus 21 años creo muchas expectativas en el mundo del atletismo en las pruebas de fondo, al romper el record mundial de medio maratón con tan solo 58:33 minutos en La Haya, Holanda. Pronto sus participaciones en los posteriores eventos se encaminaron hacia la prueba de maratón, ganando en Fukuoka, Japón con un crono de 2:06:39, después rompio su marca personal en Londres con un 2:05:24, solo cuatro meses antes de los Juegos Olimpícos de Beijing 2008 en China, convirtiendose así en el primer campeón keniano de maratón en una justa olimpíca, con unas condiciones extremas de calor.

Fue considerado en el mundo del atletismo como uno de los corredores de fondo más talentosos de su generación y el campeón olímpico más joven de maratón desde 1932.

Posteriormente, en Londres, registró un tiempo de 2:05:10 imponiendo un nuevo record para ese trayecto. Poco después en Chicago, obtuvo una nueva victoria, ahora deteniendo los cronos en 2:05:41, record que hasta la fecha se mantiene. Y fue también en Chicago su ultima actuación en maratón con un tiempo de 2:06:24.

A los 24 años dejo de existir, este gran campeón, el 16 de mayo cayo de su propia residencia en su natal Nyahururu, Kenia. El recuerdo de Sammy estará vigente por siempre. Por sus grnades logros, entre otros reconocimientos, obtuvo el otorgado por la AIMS/Citizen World’s Fastest Time Award, premio que se exhibe en el MUseo de los Corredores en Berlin, Alemania.

Descansa en paz campeón.