CORRIENDO SIN DEJAR HUELLA

Esta enigmática etnia del norte de nuestro país ha hecho de las carreras de larga distancia una tradición. Los Tarahumaras, o como ellos se denominan Rarámuris (pies ligeros), se han convertido  en una referencia a nivel mundial por su impresionante resistencia y los precarios medios con los que realizan sus actividades. Para los Tarahumaras, el correr constituye su único medio de transporte y comunicación a través de la Sierra Occidental de Chihuahua. Esta actividad es por sí misma, uno de los pocos medios de supervivencia en el agreste paisaje chihuahuense.

Se dice que sus antepasados, a la hora de buscar alimento, podían seguir a su presa hasta que ésta última desfallecía de agotamiento. Esta habilidad innata de la etnia tarahumara los hizo famosos a principios del siglo XIX, cuando los terratenientes acaudalados los contrataban para capturar caballos salvajes a lo largo del extenso territorio de ese estado del norte de México.

Los Tarahumaras han hecho del ejercicio de correr una verdadera prueba de peso en su comunidad, creando una de las competencias más demandantes en el mundo: el Rarjipero, una carrera que dura en promedio 50 horas, y donde los participantes no ingieren alimento ni descansan en ningún momento. La mecánica de la prueba es compleja, ya que además de recorrer enormes distancias, deben ir pateando una pequeña pelota de madera (komakali), hasta llevarla a la meta. Su única indumentaria para estas pruebas son sus sandalias de suela de caucho y la única ayuda que reciben es de parte de algunas personas que iluminan su camino o les proporcionan agua en alguna etapa de la carrera. Como una cultura autóctona, los Raramuris cuentan con grandes tradiciones relacionadas a las carreras de larga distancia, de hecho, antes de cualquier competencia realizan la ceremonia del “sanado de pies”, ritual donde se cree, se asegurará un buen trayecto para todos aquellos que toman parte de dicho ritual.

Recientes estudios han comprobado que un aspecto importante para el éxito de esta raza en las carreras de fondo está basado en su dieta rica en granos como el  maíz y carbohidratos como los frijoles. Además e poseer un organismo capaz de adaptarse a los cambios climáticos más abruptos a lo largo de los siglos.

Un ejemplo de pruebas extenuantes o carreras de largas distancias es el Ultra Maratón de los Cañones de 63 y 100 kilómetros, esta carrera es única en su tipo ya que representa un reto físico y mental al internarse en “la Reina de las Barrancas”, La Sinforosa, y recorrer poco más de 35 kilómetros con un desnivel de 1,450 msnm donde por supuesto participan los Raramuris. Este 16 de julio se llevara a cabo esta impresionante prueba, con salida en el Centro de Guachochi, Chihuahua.

 

About these ads