Tendencia del crecimiento demográfico
Imposible abordar el tema del crecimiento demográfico sin recordar a Thomas Malthus, quien en 1798 dijo: “Creo que la capacidad de reproducción de la población es indefinidamente mayor que la capacidad de la tierra para producir los elementos de subsistencia del hombre”. Como siempre, este visionario tuvo que soportar las criticas mas exacerbadas y, fue puesto en ridículo cuando el desarrollo industrial en el siglo XIX, la explotación de las grandes reservas en países nuevos y los avances técnicos en cuanto a transporte y conservación de alimentos pintaron un futuro sonrosado, o por lo menos mucho mas benéfico que el esbozado por los llamados “maltusianos”.

Con el correr del siglo XIX el panorama se fue ensombreciendo, y Malthus fue invocado con mas respeto y temor: El avance de la medicina preventiva, la geriátrica y el amparo de la infancia rompieron el equilibrio natural, y niños y ancianos crecieron proporcionalmente, a la vez que los adultos restringían sus horas de trabajo en la misma medida en que se facilitaban sus tareas. Una verdadera explosión demográfica tomo cuerpo en Asia, África e Hispanoamérica, lo que triplico la población mundial en un siglo.

Y entiéndase que no creció en la misma proporción activa, sino que fue la pasiva la que aumento catastróficamente. Incluso los mayores índices de reproducción se dieron, justamente, en los núcleos humanos con menor poder adquisitivo, y el hambre se hizo sentir de manera alarmante.

Países de Asia, África y América, que antes de la segunda guerra mundial exportaban unos 11 millones de toneladas de granos, llegaron a la necesidad de importar 25 millones de toneladas anuales. Esto convirtió el problema en mundial.

Experimentos impulsados por los Departamentos Especiales de las Naciones Unidas demostraron que en África y Asia alrededor del año de 1950, aun con el desarrollo de la tecnología en la agricultura y explotando riquezas no tradicionales, no solucionaban el problema de la crisis alimentaria. Allí se comprobó que la población aprovecho las mejores condiciones de vida para “explotar” demográficamente, de tal suerte que en esas zonas experimentales se han convertido en verdaderas pesadillas y hoy tienen que recurrir, para su manutención, a las importaciones de “obsequio” y a soportar niveles de pobreza mas graves que los que recuerdan sus anales desde el neolítico.

Livraga, J. (2004). Nueva acrópolis en el mundo. Argentina.

Contesta las siguientes preguntas:
1. ¿Crees que el planteamiento de Malthus acerca del crecimiento de la población es un hecho actual? ¿Por qué?

2.- ¿Cuáles han sido los beneficios que ha aportado la medicina en el aumento de expectativa de vida en los seres humanos?

3.- ¿Cuál es tu opinión acerca de la lectura anterior?