Tributo a los 2500 años de la batalla de maratón

World Running AIMS Association of Internacional Marathons and Distance Races

Por: Rubén Romero Director Técnico del Maratón POWERADE Monterrey y Maratón Internacional LALA

Filípides anunció: “¡Regocijaos, hemos vencido!” Como vino que se filtra en arcilla, la felicidad que fluía por su sangre le hizo estallar el corazón: ¡El éxtasis!

Esta es parte del poema “Filípides” escrito en 1879 por el poeta inglés Robert Browning, que inspiró al educador francés Michael Bréal para proponer al Barón Pierre de Cubertin la inclusión de una carrera de larga distancia en la edición inaugural de los Juegos Olímpicos de la era moderna, con el fin de evocar la hazaña de Filípides, el heraldo griego que murió al anunciar el inesperado triunfo de su ejército sobre los persas en la llanura de Maratón, en el año de 490 AC.

El ejército griego, compuesto por 10 mil “Hoplitas” atenienses, la infantería pesada de los griegos, apoyados por mil aliados platenses, marchó a la llanura de Maratón a enfrentar a la armada persa, compuesta por 25 mil efectivos de infantería y cinco mil cabalgaduras,que habían amenazado con saquear a Atenas y ultrajar a las familias de los griegos luego de aplastarlos en el campo de batalla.

Los griegos compensaron con estrategia su inferioridad numérica, y en una batalla épica derrotaron a los bárbaros persas de tal manera que a las 192 bajas del ejército helénico, correspondió una pérdida de seis mil 400 soldados persas. Milcíades, el general griego, envió a Filípides a Atenas, distante unos 40 kilómetros del lugar de la contienda, para que anunciara el triunfo de su ejército y evitar que las mujeres atenienses se suicidaran antes que dejarse ultrajar.

Los registros de los historiadores Heródoto y Plutarco consignan el hecho de que al llegar a las puertas de Atenas Filípides alcanzó a gritar “Nenikékamen” (triunfamos), luego de lo cual se desplomo inerte y murió.

La iniciativa de Bréal fue aceptada además de su donativo consistente en una copa de plata, que fue entregada al griego Spiridion Louis, ganador de la primera edición del maratón olímpico de 1896, que contó con 17 participantes.

Difícilmente hubieran imaginado Bréal y de Cubertin la trascendencia de su iniciativa, inspirada en una hazaña ocurrida hace 2500 años, y que ha llevado algunos del mundo a tener decenas de miles de participantes en cada una de sus ediciones.

“En la medida que crece el espíritu del maratón y se expande alrededor del mundo, la humanidad debe rendirle tributo a Grecia, a Maratón y a Atenas por su simbolismo y su valor histórico como el lugar en el que nacieron los antiguos Juegos Olímpicos, que han sido revividos en tiempos modernos”.

Así se expreso Hiroaki Chosa, presidente de la AIMS, respecto a esta fecha, y el Maratón Internacional Lala 2010 se suma a ese exhorto mediante la creación del trofeo Nenikékamen, que fue entregado por única vez en esta edición 2010 a los mejores corredores laguneros de cada rama.