Por Antonio Cortés

 

Recuerda que siempre habrá necios que difícilmente entienden, que hay hombres y mujeres diferentes al común de los habitantes de las grandes ciudades. Únicamente nosotros los que el día del maratón vamos a estar  inmersos entre la masa de locos operados del cerebro, sabemos que correr la maratón nos llena de vida, que correr la maratón nos obliga a regalarnos tiempo, ese tiempo tan olvidado en este mundo de enajenados.

tabloide_maraton